descripcion

descripcion

domingo, 11 de marzo de 2012

El escritor errante...

Sí, fue hace un par de semanas. Recibí un correo electrónico desde el Diario de Burgos. La reportera me indicaba entre otras cosas: "...son varias las personas que me han hablado de tu particular cruzada para dar difusión a tus libros..., ...me interesa ese puerta a puerta que estás realizando ahora por Burgos..., ...si te apetece contarme tu historia, ponte en contacto conmigo".

Sentí en ese momento, que la cosa iba funcionando. No solamente, distribuía mis libros, sino que los lectores hablaban entre ellos, sobre mi forma de proceder. Suponía, todo esto, no ya uno de los pequeños pasos a los que ya estoy habituado, salir en el periódico era dar un paso más grande. Por supuesto, no lo dudé. Todas las herramientas que puedan estar a mi alcance para la difusión de la trilogía, son pocas. Y, ésta era una y de las importantes:

 ¡Salir en un medio de comunicación, por vez primera!











Fue a eso de las once de la mañana cuando Carmen, una simpática señora, la cual me recibió extrañada en un principio, como es lógico, pero a medida en que le iba relatando mis intenciones, me comentó que sí que le gustaba leer. Me explicó que le parecía admirable la labor que estaba realizando. Adquirió, casi sin dudar, un ejemplar de "Soy un gusano". Se trataba del número 612.

Realizamos la entrevista con Inma, la redactora y Miguel Ángel, el fotógrafo, mientras tomábamos un café en un centro social y cultural de la barriada.
Entre otras cosas y a modo de recordatorio, quiero mencionar que ésta no es la primera entrevista que me han hecho desde que comenzó la aventura:
"Me acuerdo del pequeño Guzmán.  Un chaval de Villatoro que, después de que su madre adquiriera un libro, y tras continuar mi peculiar ruta por el pueblo, me envió al día siguiente un mail. Guzmán me solicitaba responder a unas cuantas preguntas, pues en clase le habían mandado un trabajo que consistía en realizar una entrevista a alguien. Lo hice encantado.
Tras pasar varios días, recibí otro correo en el que me decía que le había gustado el libro y a su profesor también, puesto que se lo tuvo que dejar, ya que no se creía mi existencia. Éste le puso un nueve como nota y eso hizo que me sintiera muy orgulloso."

Desde aquí te envío un fuerte abrazo. Gracias, Guzmán.

También quiero dar la gracias a Inma, la redactora, Miguel Ángel, el fotógrafó y, como no, a Carmen, la señora que aquirió el ejemplar número 612. 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario