descripcion

descripcion

sábado, 9 de marzo de 2013

Charla-presentación en Café Bahía


 Una tarde llena de sorpresas, así la recuerdo. Antes de realizar la charla presentación de la Trilogía "soy un gusano" y la peculiar manera de mi promoción, recuerdo alegrarme por diferentes motivos: Gente de Bilbao que no esperaba, amigos y amigas de Logroño, personas que hacía poco había conocido y algunas que tan solo conocía de las redes sociales, también gente que se acercaba por allí... vamos, todo un lujo.

Veo, ahora, desde otra perspectiva, aquella idea loca que un día me vino a visitar: "Tocar las puertas de la gente, con la finalidad de promocionar mis tres novelas".
Es ahora, cuando el número de ejemplares distribuidos va aumentando y aumenta cada día, cuando estoy más seguro que nunca, que esta manera de proceder es adecuada.
A mitad de la charla
Alguna vez he oído que se trata de una técnica antigua, que se trata de retroceder, que se trata en definitiva, de dar un paso hacia atrás.

Todo lo contrario. Estoy de acuerdo que el puerta a puerta es un método arcaico, pero reconozco que, a día de hoy, lo complemento con las nuevas tecnologías. En el sentido en el que no hay día en que no me siento, después de llegar a casa, delante del ordenador para visualizar los posibles mails de la gente con la que he hablado tras tocar el timbre de sus puertas. Es decir, existe una unión entre ese método anticuado y éste moderno. Creo que se complementan. Y, lo mejor de todo: funciona. Por lo menos en mi caso lo hace.

 Siempre lo digo. Para alguien que no es conocido, todos los palos por tocar son pocos si quieres ser leído. Estar en facebook, twitter, escribir este blog, escribir no una novela, sino dos e incluso concluir con una tercera. Seguir escribiendo... Aceptar invitaciones a coloquios, presentaciones y charlas, entrevistas en prensa, radio y televisión...

Todo eso está muy bien y ayuda pero, por duro que parezca, no es suficiente. Al menos en mi caso no lo es.  El hecho de ir a tocar timbres, es lo que, de manera objetiva, establece que el número de lectores vaya aumentando. Es lo que hace que a día de hoy, conozca de primera mano, nada más y nada menos que aproximadamente, al noventa y ocho por ciento de mis lectores. Para mí eso es una parte importantísima de esta promoción. Los comentarios acerca del libro, los ánimos de gente desconocida, esos apoyos, agradecimientos...

¿Qué más se puede pedir?



Con Ana Cuaresma, tras la presentación


 

Pues, sinceramente, lo que pido es seguir encontrándome con gente como Ana Cuaresma, que me propuso un día hacer la presentación de mis libros en su local, que rezuma cultura por todos los sitios.

Gente como ella, hace realidad este sueño complejo, duro muchas veces, pero absolutamente gratificante en diversos aspectos.


De nuevo, un fuerte abrazo y gracias por tu apoyo.








1 comentario:


  1. Un placer.. en el Café Bahía somos AFORTUNADOS...

    Gracias Sergio

    :))

    ResponderEliminar