descripcion

descripcion

lunes, 23 de diciembre de 2013

3500 Y LA TRILOGÍA CAYÓ EN VITORIA

Iñaki con la Trilogía
Me alegro de que la casualidad haya coincidido con estas fechas de fiestas, regalos, fin de año...

 Sí, Iñaki, hoy, un chico de Vitoria, me lo ha dejado bien claro; leía. Pero no sólo eso. También ha decidido escuchar mi relato y, tras presentarme como autor del primero de los libros de la Trilogía, esto es, "Soy un gusano", Iñaki ha decidido adquirirlo.

Entonces, entusiasmado, le he comentado  que ese volumen se trataba de un libro especial en mi promoción. Consistía en el número 3500 distribuidos puerta a puerta.
Así pues, tal y como ya es costumbre en mi promoción, le he obsequiado con los dos siguientes volúmenes que conforman la Trilogía:
-"Dos cabezas de alfiler" y,
-"Consciencia".

Se lo he dejado bien claro. Lo hago así, porque un día se me cerraron todas las puertas. Lo hago porque el mercado laboral, en su día no me quiso tener en cuenta. Lo hago porque tengo tiempo. Lo hago también porque quiero hacer caso a mis inquietudes y enfocar mi vida en lo que realmente me apasiona: la escritura.

A lo largo de todo este tiempo, me he dado cuenta de que lo hago también porque quiero conocer a las personas que leen. A las personas que están dispuestas a escuchar a un tipo que pretende llegar a los lectores. Quiero seguir recibiendo críticas y mensajes de ánimo, puesto que los considero un gran avituallamiento indispensable en mi proceder. Quiero, asimismo, seguir utilizando todos los caminos que estén a mi alcance, tanto los convencionales como los que no lo son tanto. Cada vez siento que la base por la que me muevo es mucho más amplia. Hoy, a diferencia de los primeros días de promoción, me entra una gran curiosidad por conocer a la persona que me va a abrir la siguiente puerta.
A día de hoy, a pesar de que esto pueda resultar duro muchas veces, también quiero aferrarme, como siempre, a esas personas que se muestran abiertas. A aquellas que, como hoy ha hecho Iñaki, han valorado este esfuerzo.

Un fuerte abrazo para Iñaki, para Oihane como hacedora de la foto y, también, para los tres mil quinientos tres lectores que en su día decidieron echarme una mano con mi proceder.

Una vez, hace tiempo, una señora me dijo:

- Te lo voy a coger, más que nada, porque tengo hijos y sinceramente, no me gustaría que acabaran de esta forma.

Fue ahí cuando le contesté. 

- No señora. Se equivoca. Yo no he acabado, estoy empezando.


Así pues, cada vez estoy más convencido de que esto acaba de comenzar. En breve, dejaré de distribuir el primero de mis libros, para empezar a repartir la última de mis novelas. Ésta verá la luz a principios del 2014.

Lo vuelvo a decir, porque hoy estoy más convencido que nunca:

"Si un escritor quiere ser leído, no se tiene que quedar esperando a ver qué es lo que sucede".
 



Desde aquí os deseo unas felices fiestas repletas de buenas lecturas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario