descripcion

descripcion

miércoles, 18 de junio de 2014

Gracias Leioa

Un momento de la presentación con "agua"
Leioa es una localidad de Vizcaya, en la que he pasado los veintiocho primeros años de mi vida. Sin duda estaba obligado a hacer una presentación en el municipio. Para mí era muy importante y qué menos que hacerlo con mi última obra recién editada, esto es, "agua".

Hablaría, además, de mis anteriores novelas que conforman la "Trilogía Soy un gusano" y de mi andadura como "Escritor Errante", que promociona sus libros puerta a puerta por las diferentes provincias limítrofes a La Rioja (lugar donde resido).

Aquí tengo que citar que la acogida se me antojó espectacular desde un primer instante. La sala, a medida en que se iban acercando las 19:00h se iba llenando e incluso nos percatamos enseguida que estábamos escasos de sillas.

Asistentes a la charla
- No sabía que eras tan mediático- me dijo al oído el director de la biblioteca.

- Goyo (que así se llama él)- le dije- yo soy el primer sorprendido.

El caso es que una vez subsanado el pequeño percance, comencé con la presentación, primeramente de mis obras, destacando mi última novela, para exponer algunos de los hitos, a mi parecer, más relevantes de esta trayectoria que en su día, hace ya dos años y ocho meses, decidí emprender.

Mencioné que la crisis me abordó al comienzo, en el 2008, para subsistir un año más con un empleo en la construcción, a todas luces precario, hasta que en 2009, tuve que aceptar, de manera obligada, mi condición de desempleado.
Con todo ese tiempo disponible que ante mí se presentaba, opté por dedicarme a lo que siempre me había gustado y es por ello que comencé a escribir mis tres primeras novelas, esto es,  la "Trilogía Soy un gusano".
A su vez, intentaba involucrarme de nuevo y de alguna manera en el mercado laboral, pero comprendí, con el tiempo, que ninguno de mis intentos cuajaba.
Creo, así lo dije ayer, que la verdadera crisis te afecta cuando te percatas de manera fehaciente, de que te has quedado sin ingresos de ningún tipo. Esa, en mi opinión, es la verdadera crisis.

Goyo presentándome antes de la charla

Sé que puede parecer difícil el hecho de utilizar el método de "puerta a puerta", para hacer llegar tus libros a los lectores. Creédme si os digo que sí que lo es.
No obstante, en esa época, vi que, aquella, era una posible salida a la precariedad que ante mí se imponía.
Zury, la fotógrafa, con una de las tarjetas
que me ayudan con la promoción.

Una vez sito en territorio baldío, yermo y sumido ante la oscuridad que ofrece el mercado laboral con todas sus puertas cerradas, comencé a llamar, llamar y llamar...( lo tuve claro desde un primer momento: en el paro sí, pero no parado)
Comprobé, entonces, que mi trabajo consistía en esos momentos, en olvidarme sistemáticamente de las negativas que se me presentaban para alegrarme por cada lector que estaba dispuesto a conocer la primera de mis novelas, esto es, "soy un gusano".
Momento de la firma de ejemplares


Ayer también lo dije:

-Por fortuna, todos los días que salgo, siempre encuentro a gente que valora este peculiar esfuerzo-

Las pequeñas puertas de los lectores se me iban abriendo paulatinamente y aquella habitación oscura se llenaba gradualmente de luz.
A los medios de comunicación, los considero como puertas abiertas algo más grandes para llegar hasta los lectores.
Tener un sello editorial ayuda, a su vez. Así como ser partícipe de asociaciones culturales.

Con todo, a medida que voy conociendo el mercado editorial, lo que me queda claro es que es muy difícil que con una novela, un escritor novel, pueda subsistir en estos tiempos, por muy buena que sea ésta. Es por eso que la clave, a mi entender es; trabajar, trabajar y trabajar. Esto es, escribir y seguir escribiendo para pulir el estilo y la narrativa. Sin embargo, si no eres conocido y quieres ser leído, eso solo, por desgracia, no es suficiente.
Es por ello que intento utilizar todos los medios que están a mi alcance: facebook, twitter, escribo en este blog donde menciono la andadura, dejo ejemplares en librerías en las diferentes ciudades por las que me muevo, hago presentaciones, charlas y coloquios, pero veo que, a día de hoy, paradójicamente, lo que más me está funcionando es el puerta a puerta. No sé, quizá sea una forma más de eliminar o hacer más pequeña la barrera que existe entre lector y escritor.

Ayer, por fortuna, comprobé que también había algo más que podía funcionar.

Hoy son 4405 ejemplares distribuidos.

La "sobri" observando su dedicatoria en el libro.

Familiares, amigos, conocidos, amigos de amigos, gente que acudió quizá de refilón...
No me resta más que dar las gracias a todos por vuestra grata acogida en el día de ayer. Tengo que decir que, sin duda, y nunca mejor dicho, me sentí como en casa.

Por supuesto, agradecer también a Goyo por cederme la sala de la Biblioteca del Kultur Leioa. Un abrazo desde aquí.

En definitiva, agradezco la gran acogida y el apoyo recibido.


Gracias Leioa.







No hay comentarios:

Publicar un comentario