descripcion

descripcion

sábado, 29 de noviembre de 2014

Último trueque literario: Pedro José Sáez Alfaro


 "Yo nunca olvidaré lo recibido"
Quizá fuera la ley de la probabilidad, unida sin duda a una suerte de casualidades, y la lógica influencia de la perseverancia, lo que hizo que el jueves de esta semana, me sorprendiera un hombre del que ya había oído hablar semanas atrás.

Sin duda, es lo que tiene esto de llamar a las puertas.

Situado ya mi coche en una de las calles de la ciudad de Logroño, me dispuse a acometer, aquella mañana, la tarea insistente de conocer a más lectores de mis novelas.

Recuerdo que Pedro fue una de las primeras personas que tuvo la decencia de escucharme aquel día. Él me hizo saber, en un primer momento, que también era escritor.
Cuando eso ocurre siempre existe una creciente curiosidad que me incita a saber más. Fue ese el principal motivo por el que pregunté por su nombre.

- Pedro José Saéz Alfaro- dijo.

Mi cabeza comenzó a elucubrar, la pantalla del pasado se agitaba con vehemencia y así se lo hice saber.

- ¿De qué me suena ese nombre...?- pensé en alto- ¡ah! ¡Claro!- proseguí tras unos intensos segundos-. Tú tienes una hermana que se llama Mª Luisa y vive en Haro.

El hombre tras la puerta, afirmó sorprendido. Le conté, a continuación, que Pedro, su sobrino, me atendió hacía ya unos quince días en Haro, convirtiéndose en el "lector-protagonista" de esta historia nº 5000.
Hablé de la experiencia, le mencioné mis propósitos y algo más sobre aquella charla que mantuve con sus familiares.

Él quedó sorprendido, yo entusiasmado por la increíble casualidad.
Entonces volvió a mí, aquella frase inherente a esta promoción:

"nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta"

A continuación, como ya viene siendo costumbre, propuse a Pedro un trueque de nuestras obras. Él, para mi sorpresa, aceptó encantado.

Pedro, así lo dice en la contraportada de su libro de poemas, es Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Deusto. Licenciado en Filología Románica por la Universidad de Zaragoza. Licenciado en Filosofía y Letras y en Teología por la Universidad de Salamanca y, por si esto fuera poco, aquellas líneas siguientes exponían un largo etcétera.

Pero además de todas esas cosas, a mí entender, lo más relevante de todo, es que Pedro es una persona entrañable y de trato agradable. Así lo pude comprobar el jueves de esta semana cuando me escuchó tras tocar su timbre y presentarme como autor que promociona sus obras por diferentes ciudades.
Sin duda, un honor el que me abriera su puerta, escuchara mi relato y se afianzara una buena charla.

Siempre resulta fascinante que una persona que posee similares inquietudes, en cuanto a la escritura se refiere, te abra la puerta, te escuche y se origine un intercambio de experiencias sobre este ámbito. Él, sin duda, se ha convertido en un ejemplo a seguir.
Pedro me dedicó su obra "Yo nunca olvidaré lo recibido". Me quiero quedar con unas palabras que me escribió en esas primeras líneas:

Para Sergio, escritor inquieto...

Quizá sean ciertos esos dos términos que me llamaron profundamente la atención;

-escritor inquieto-

Puede que lo avalen esas cuatro novelas escritas y una quinta obra que se encuentra en proceso de creación.

También puede que lo hagan los más de cinco mil libros dedicados de primera mano, las más de cinco mil charlas con más de cinco mil lectores de diferentes ciudades a lo largo de estos tres años..., y hoy, hoy quizás, blindado ante los "noes" que, de seguro, seguiré hallando, alejado aún más de ese estado tan indigno que supone quedarte sin empleo, sin ingresos..., inmerso en la tarea de aprender y de seguir aprendiendo a medida en que se va puliendo la narrativa, gracias indudablemente a la fiel compañía del fracaso, acierto y error..., hoy me encuentro con más ganas que nunca por conocer a más lectores y de vivir más experiencias como la contada.


Gracias Pedro José Sáez Alfaro.

"Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos" 
                                                                                    F. Pessoa 


No hay comentarios:

Publicar un comentario