descripcion

descripcion

lunes, 15 de febrero de 2016

Último trueque literario. Quinty González

Trueque de "agua" con los libros de Quinty González
Cuando aquella tarde de viernes llamé a la puerta de su casa en la ciudad de Vitoria; Quinty, tras abrirla y después de presentarme, me comentó que él también era escritor. Así lo avalan sus trece libros publicados de poesía.

Su nombre completo es Quinty González y es leonés. Nació en Castrotierra de Valmadrigal en el año 1952. Ahora vive desde hace años en Álava.

"En verso escribe con tanta intensidad y capacidad que sus escritos llegan tan lejos que no está al alcance de lo más vulgar, dejando paso a lo más imaginativo y sofisticado...
...Es denominado el Poeta del amor, conformista y conservador; persona extremadamente relativa y romántico realista..."


Siempre es fascinante encontrarte con gente que posee inquietudes similares a las tuyas. Ese 12 de febrero hablamos de literatura, poesía, narrativa y de lo difícil que es llegar al lector. Quinty me comentó además, que en su día también promocionó sus libros hablando con la gente por bares y tabernas de diferentes localidades.


- Lo hacía en la década de los noventa, cuando aún se podía vender algo -recuerdo que me dijo -ahora, esto que haces es muy complicado.

Quinty luchó por su sueño de ser escritor y poeta. Lo hizo con ganas, me habló, asimismo, de asociaciones de escritores, de presentaciones y promociones varias de las que había sido miembro y protagonista.
Hoy, a sus sesenta y tantos años, continúa escribiendo. Supongo que siempre lo hará.

Con todo, él siguió insistiendo en que lo que yo hacía era muy difícil.

A pesar de que utilizo todas las alternativas que tengo a mi alcance, es ésta la que más me funciona, le dije. Es por eso por lo que le propuse un trueque y él, decidido, aceptó y no dudó en ofrecerme dos títulos dedicados de sus obras:

"Besos en versos" y "Amor etiquetado".

Por mi parte le dediqué mi cuarta novela "agua", con la que me presenté aquel día.
"Deseos en versos" y "Amor etiquetado"


Supongo que en esta realidad tan individualista que andamos creando, el encontrarte con personas que se abran a un diálogo ante un completo desconocido que les ha llamado a la puerta, es algo que hay que valorar de una forma muy especial.
Yo lo hago siempre cargado de ánimo.

Resulta increíble que haya gente, mucha a pesar de los "noes" encontrados, que sean capaces de entablar una conversación y dedicar unos minutos para conocer la historia de un tipo que decidió escribir y hablar con sus lectores.
Si esto sucede de manera habitual, para mí supone un gran logro. No digamos ya nada cuando aquel que te ha abierto la puerta es una persona que escribe y, además, se muestra interesado por tu proceder. En esos casos siempre intento sonsacar la mayor información posible, puesto que todas las experiencias encontradas sobre el mundo del escribir son siempre muy válidas.

¿¡Qué más se puede pedir!?

Por mi parte continuaré presentándome por las ciudades, barrios, portales y puertas, con la firme intención, no solo de presentar mi última obra que también, sino, además, para deleitarme con muchas más experiencias como la contada.
Cuando llamas a un nuevo timbre nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta. Es muy probable que sea un "no" más, que se añade a esta trayectoria. Pero..., ¿y si no lo es...?

Gracias a Quinty y a esos seis mil ciento veinticuatro lectores que un día decidieron escucharme y adquirir uno de mis libros.

Vosotros sois los protagonistas de esta historia.




"Si creo que mis sueños merecen la pena, 
no me importa parecer tonto para conseguirlos"
Los hermanos Wright








No hay comentarios:

Publicar un comentario