descripcion

descripcion

lunes, 12 de febrero de 2018

Últimos trueques literarios: Aitor Lizarazu y Lucía Pascual


"Mola en Bilbao. La escultura de la discordia" de
Aitor Lizarazu Pérez
Un frío día de esta semana en Vitoria, esta curiosa trayectoria me llevó a tocar un nuevo timbre y, para mi grata sorpresa, una vez de presentarme como escritor, el hombre que apareció tras la puerta me hizo saber que era un compañero de letras.

Pero no quiero adelantar nada aún, porque Aitor Lizarazu lo explica a la perfección en un breve texto que compartió en las redes. 

Es el que sigue:



EL PODER DEL NO

Esta mañana mientras trabajaba desde casa, el sonido del timbre me interrumpió. Reconozco que soy de esa clase de personas a las que no les gustan los timbrazos porque a menudo distraen y rompen un cierto "equilibrio". Se podría decir sin contemplaciones que me incordian.

Para mi sorpresa, grata, la persona que se encontraba al otro lado era un hombre alto de parecida a la edad a la mía, que casi sin tiempo para que yo le dijera el tan usado "no me interesa", soltó:

- Hola, me llamo Sergio y estoy tratando de promocionar mi último libro.

Tal y como lo he expuesto. El shock fue inmediato. Mi cabeza pensaba, este hombre vendiendo su trabajo a puerta fría, qué valor tiene. Mi parte racional pensaba a la vez que él hablaba, que de ser así, a lo largo de cada jornada, tiene que recibir decenas, quizá incluso cientos de noes.

Su formación profesional, más tarde sabría que era sociólogo, y sobre todo la experiencia acumulada de miles de llamadas a desconocidos, han ido generando en él un cuajo especial para leer a las personas, para intercambiar la información contenida y concentrada en unas pocas frases que puedan alcanzar a su nuevo interlocutor, quizá comercial.

Mi ego le ha hecho reconocer que yo también he publicado algún pequeño trabajo, aunque también es cierto que en ese momento me he sentido realmente cobarde ante este coleccionista de noes y buscador de tesoros en formas de sí. Para aquel momento yo estaba ya casi ansioso por adquirir su trabajo y lo que es más enrevesado es que él se ha negado a que le comprase su trabajo y ha insistido para que hiciera con él un trueque.

El que tenía más a mano era el de Mola en Bilbao, un trabajo del que me siento orgulloso, pero pese a todo, tras ojear y devorar los primeros capítulos al comienzo de esta tarde, estoy convencido de que él ha hecho un negocio ruinoso y yo uno muy bueno. Entre otras cosas porque he conocido a alguien que lucha por sus sueños más allá del miedo al fracaso. Y es que si aún no lo he dicho... su último libro se llama ¿Y POR QUÉ NO?

Toda una declaración de intenciones.



Como ya muchos sabéis, hay veces que cuando me encuentro con algún escritor o escritora, me gusta proponer un intercambio de libros, por todo eso de recordar la cara del autor/a del mismo, porque para mí supone todo un privilegio recluirme en mi rincón y poder poner caras a los relatos, mientras me sumerjo en sus lecturas.
Y así sucedió con Aitor. Él, tal y como lo cuenta con sus líneas, accedió al nuevo trueque que se une a esta historia. Por otra parte, tengo que añadir que para nada fue un negocio ruinoso, sino todo lo contrario. 



"La abuela de Nico" de Lucía Pascual
Y algo similar ocurrió días antes, el último día de enero cuando, a eso de las 14:00 horas, me abrió la puerta Marijo. Ella, tal y como me indicó, era lectora. Pero no solo eso. Según me hizo saber, también era la hija de la escritora de Briñas, Lucía Pascual.

Resulta que yo sabía de Lucía porque en todo esto de deambular de un lugar hacia el otro, en alguna que otra ocasión alguien me había hablado de ella y de sus cuentos infantiles.

Recuerdo que fue agradable entablar esa conversación con Marijo, porque es curioso conocer a una escritora que vive en una localidad tan cercana. La bonita localidad de Briñas se encuentra en la ribera del Ebro, a unos cuatro o cinco kilómetros de Haro.
A Marijo le propuse un nuevo trueque y ella, peso a no ser la autora del libro, aceptó a sabiendas que Lucía no iba a tener inconveniente. Y he ahí la foto de la obra, cuyas ilustraciones son creadas por su nieta, Naia Urraca:


"La abuela de Nico" el niño que aprendió a ser feliz

Entiendo que entre sus objetivos se encuentra el que los más peques se diviertan con el imprescindible hábito lector. Y esto es de agradecer porque se necesita tantos empeños en este sentido...



"Los privilegios del ángel" de
Dolores Redondo
(año 2012)
Y así, poco a poco, con todo esto de buscar lectores, también voy coleccionando ejemplares dedicados de escritores locales que residen en La Rioja y en sus provincias limítrofes. Y es fascinante hacerlo  así porque, quién lo sabe, quizá en un próximo encuentro suceda que pueda mantener una buena conversación con un futuro premio Planeta, tal y como ocurrió hace ya algún tiempo con la ahora famosa escritora, Dolores Redondo.


Se trata solo de eso. De un viaje iniciado hace ya varios años, en el que sigo inmerso, a la vez que navego por un inmenso océano creado por ingentes cantidades de negativas. No obstante, no hay problema por ello, porque en ocasiones, y con todo eso de intentarlo una y otra vez, la vida te obsequia con presentes tan fascinantes como los contados.

Gracias Aitor por tu predisposición, por tu obra y por hacer eco de esta historia.También quiero dar las gracias a Marijo y a Lucía y a su sobrina Naia, por esa inclinación por la creatividad que tanto y tanta falta nos hace. 







"La gente corre tanto porque no sabe dónde va, 
el que sabe dónde va, va despacio,
 para paladear el ir llegando



6202700



No hay comentarios:

Publicar un comentario